pelo liso
Alisado,  Consejos

10 errores que cometemos cuando alisamos el pelo

A veces una plancha de calidad, un secador potente y los productos para el alisado no son suficientes para garantizar un buen alisado del cabello. Son muchos los factores que pueden estar obstaculizando el resultado. Para no continuar equivocándonos, le preguntamos a la embajadora de L’Oreal Professionnel en Brasil, Jo Nascimento, para que nos contará cómo conseguir un buen alisado sin tener que castigar demasiado nuestro cabello.

Al final, lo más importante es no hacer un uso exagerado de productos que quemen el pelo, como la plancha o el secador. Lo ideal es tratar de hacer un uso responsable de estos elementos térmicos para no quemar el pelo. Si este es tu caso, quizá te interese conocer cómo recuperar el pelo quemado, ¡12 consejos infalibles!.

En este artículo encontrarás los diez consejos que nos recomienda Nascimento para conseguir un resultado óptimo de alisado sin tener que castigar a nuestro cabello. Seguramente ya conozcas algunos de ellos si eres fan del pelo liso, pero si no estás consiguiendo buenos resultados, quizá el problema es que estés pasando por alto algún paso importante. ¡Presta atención!

1. Usa un champú para alisar el cabello

Evidentemente, solo con la ayuda de un champú será muy difícil conseguir un buen alisado. Sin embargo, es un elemento clave si queremos conseguir buenos resultados. Es importante que elijas uno que ayude y proteja al alisado y que controle el frizz. «Tratar los cabellos con champús y máscaras nutritivas es esencial para un excelente resultado de alisado», explica Jo.

2.  Ten en cuenta la dirección de secado

Es importante que seques el cabello de arriba abajo, es decir, desde la raíz hasta las puntas. Y siempre con la boquilla del secador hacia abajo. Este es un error muy común que se comete y es el que ayuda al pelo a mantenerse liso. «La superficie del cabello es como las escamas del pez. Debemos hacer todos los movimiento a favor de la fibra y nunca al revés. De esta manera evitamos el frizz».

3. Nunca con el cabello mojado

Antes de planchar el pelo asegúrate de tenerlo seco al 100%. Pasar la plancha con el cabello mojado, además de estropear el pelo, le deja un aspecto muy estropeado. Así que, si no quieres tener que ponerle solución a un cabello quemado, tómate tu tiempo y asegúrate de que lo tienes bien seco.

4. Cepillo con cerdas naturales

Evita peinarte el cabello con cepillos que tengas las cerdas sintéticas. Estas, además de dañar tu cabello, pueden darte problemas de electricidad estática o frizz. Así pues, lo más efectivo es que uses uno con cerdas naturales. Si tienes un cepillo de alisado, lo mejor es que las placas sean de cerámica. Estas se calientan menos y se deslizan con más facilidad.

5. No abuses de alta temperatura

No por poner la plancha a más temperatura vas a conseguir mejores resultados. Al contrario, es más probable que estropees el pelo. Para mantener a tu cabello sano y salvo, mantén siempre la temperatura entre 180 y 200 grados como máximo. Nunca sobrepases esta temperatura.

Tampoco es necesario que dejes mucho tiempo en contacto las placas con el cabello. Si la plancha es de calidad, será suficiente con deslizarla desde la raíz a las puntas una o dos veces.

6. No te olvides del aire frío

Al secar el pelo con una temperatura alta, se quema y se daña la estructura interna de las hebras capilares, por ello es necesario un poco de aire frío. Además, una corriente de aire frío cuando acabes de secarte el pelo hará que tu pelo controle y evite la electricidad estática y, por tanto, obtengas mejores resultados.

7. Usa protector térmico

Además de un champú que proteja el cabello del calor, será necesario que utilices algún protector térmico. Tanto para proteger al pelo del calor como para ayudar a conseguir un resultado óptimo de alisado. El protector térmico, además, ayuda a conseguir un equilibrio de calor, reduciendo así la probabilidad de dañar el cabello.

8. Divide el cabello en trozos

Dividir el cabello por mechas facilita el proceso de alisado. Si tienes poca cantidad de pelo, divídelo en dos partes; si tienes mucha cantidad o lo tienes más grueso, divídelo en cuatro partes. «Siempre hay que trabajar con mechas finas. Dividir todo el cabello en mechones antes de comenzar el alisamiento facilita el trabajo», asegura Jo.

9. No abuses del alisado

Planchar el pelo todos los días no es bueno y mucho menos plancharlo varias veces al día. El secador es menos agresivo para el cabello que la plancha porque el aire es menos caliente,  así que puedes intentar aplicar todos estos consejos usando solamente el secador. A ver qué tal te funciona.

10. Utiliza productos de acabado

El proceso de alisado no termina con la plancha, sino que es recomendable aplicar un aceite para resaltar el brillo y que no se apelmace. Pero ¡cuidado!, la mayoría de ellos son aceites y no querrás tener que volver a lavarte y alisarte el pelo. Se recomienda pues aplicarlo solamente en las puntas. «Los serums son los más indicados en estos casos e incluso algunos de ellos traen la función de protectores térmicos», añade Jo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *