queratinización capilar
Tratamientos

Queratinización capilar: conoce el tratamiento que da fuerza al cabello

Si estás interesada en leer este artículo es porque ya te habrás dado cuenta de lo difícil que es mantener un cabello fuerte, sano y con brillo. Hay muchos agentes externos que pueden perjudicar la salud de la fibra capilar y debilitar la fuerza del cabello con el paso del tiempo.

Estos agentes terminan modificando la estructura capilar, causando la pérdida de volumen y de las proteínas del cabello y, concretamente, de la queratina, que es su principal componente. Es por ello por lo que ya existen en el mercado de la belleza una serie de tratamientos que ayudan a sellar las cutículas, evitando así la pérdida de los nutrientes y reconstruyendo la fibra capilar.

En este sentido, la queratinización es uno de los más efectivos. Este tratamiento promueve la reestructuración y fortalece el cabello, reduce el frizz y ofrece una mayor suavidad y brillo al cabello.

No hay que confundirlo con la cauterización capilar, ya que a pesar de ser los dos a base de queratina, son procedimientos con usos y resultados diferentes. ¡Sigue leyendo si quieres saber más sobre estos tratamientos y sus beneficios!

¿Qué es la queratinización capilar?

Como el propio nombre indica, la queratinización capilar no es más que un tratamiento para el cabello a base de queratina, la principal proteína que compone el cabello. Este tratamiento es capaz de reestructurar y fortalecer los mechones, ya que actúa directamente sobre la fibra capilar.

La queratinización capilar se puede aplicar de dos maneras diferentes en los mechones, dependiendo de si solo quieres reponer las proteínas y nutrientes perdidos o de si también quieres promover el alisado del cabello.

Para este último objetivo, se recomienda aplicar solamente si tienes el cabello sano y, preferentemente, sin haberte aplicado recientemente algún tinte o decoloración porque podría dañar la fibra capilar.

Por el contrario, si solo quieres reponer las proteínas y nutrientes, será adecuado si tienes el cabello dañado, especialmente por procesos químicos, coloraciones, decoloraciones e incluso por el uso frecuente de secadores o planchas. Aquí, este tratamiento te ayudará a devolver los nutrientes perdidos a tu cabello y recuperar la fuerza y brillo.

Queratinización y cauterización: en qué se diferencian

Muchas personas suelen confundir estos dos tratamientos, porque ambos tratamientos devuelven la queratina perdida al cuero cabelludo. Sin embargo, de acuerdo con los hairstylist, a pesar de ser parecidos son, en realidad, una evolución una de la otra. Te explico por partes.

La cauterización es un procedimiento a base de queratina que consiste en reponer esa proteína perdida en el día a día ayudándonos de la plancha para sellarla. En este caso, la idea es incorporar el nutriente a la fibra capilar y cerrar las escamas de los mechones, manteniéndola dentro. Hay quien dice que la cauterización tiende a dejar las mechones más ásperos, justamente por el uso de aparatos de alta temperatura.

Por otro lado encontramos la queratinización, que es un avance de la cauterización. Este tratamiento devuelve la queratina al cabello sin necesidad de utilizar la plancha, por lo que consigue mejores resultados. No deja el pelo áspero ni opaco y, al contrario, recupera la fibra capilar, haciéndola más fuerte y sana.

La queratinización ha permitido que pueda realizarse también por quien lleva el pelo rizado y que no quiera alisarse el pelo durante el tratamiento. Esto no sucede con la cauterización ya que tienes que hacer uso de la plancha.

¿Para quién es adecuada la queratinización del cabello?

La queratinización capilar es perfecta para quienes tienen el pelo dañado, con los mechones secos, poco elásticos, oscuros, con frizz o con puntas abiertas. Principalmente por el uso de procedimiento químicos, como tintes o alisados, o por el uso excesivo del secador o la plancha.

Es importante recordar que este tratamiento solo debería aplicarse a aquellos cabellos que realmente necesiten reponer la queratina del cabello, que se puede identificar por los factores escritos anteriormente. En caso contrario, podría causar un efecto rebote y, en lugar de potenciar la salud y belleza del cabello, podría hacerlo áspero y sin brillo, debido a la alta carga de proteínas que se aplica a los mechones durante el tratamiento.

Beneficios del tratamiento para el cabello

¿Todavía estás en duda? Entonces, echa un vistazo a todos los beneficios que aporta este tratamiento a tu cabello:

  • Deja el pelo más fuerte;
  • Recupera la elasticidad del cabello;
  • Protege la fibra capilar de las agresiones externas del día a día;
  • Repara las fibras capilares dañadas;
  • Cicatriza las «heridas» de los mechones causados por el uso de químicos o aparatos de alta temperatura;
  • Devuelve las proteínas al pelo;
  • Otorga más suavidad y brillo al cabello.

Queratinización del cabello paso a paso

Sea cual sea tu cabello, basta con seguir estos pasos para conseguir mechones bonitos y saludables:

Paso 1: Para empezar, es necesario lavar su pelo dos veces con un champú antirres, que lavan el cuello cabelludo profundamente. El producto ayudará a abrir las cutículas del cabello para que puedan absorber mejor los nutrientes durante el tratamiento.

Paso 2: A continuación, retire el exceso de agua del cabello con la ayuda de una toalla.

Paso 3: Ahora, en un rociador de agua, coloque un poco de queratina líquida y, después de separar el cabello en mechas, aplíquela en cada una de ellas.

Paso 4: Esparce la queratina por las mechas con la ayuda de un peine y espera unos 15 minutos hasta que actúe en el cabello. Enjuague.

Paso 5: A continuación, divida el pelo en mechas nuevamente y aplique una máscara hidratante. Coloque un gorro de plástico y déjela actuar durante al menos 20 minutos en el cabello.

Paso 6: Enjuague y retire el exceso de agua, esta vez, con una camiseta de algodón limpia (y no con una toalla).

Paso 7: Aplique un protector térmico y seque el pelo con un secador, respetando una distancia de 20 centímetros del cabello.

Paso 8: Puedes finalizar el proceso con una plancha solo si quiere alisar el cabello. Sino, el tratamiento ha finalizado.

Cuidados después del tratamiento

Como con cualquier tratamiento, una vez realizado, ahora es el turno de que cuides tu cabello en casa para no tener que volver a recurrir a este. Uno de los primeros consejos que debes saber es que trates de no lavar el pelo hasta pasados tres días para que la queratina actúe correctamente en los mechones del pelo. Así obtendrás mejores resultados.

También, no planches el cabello durante los días posteriores al tratamiento para que no pierdan la forma. Lo ideal es lavar el cabello con un champú sin sal para no quitar la queratina que has aplicado al cabello.

Si quieres conocer más sobre los cuidados del cabello, quizá te interesen estos artículos de nuestro blog:

Productos Novex para el cuidado del cabello

Cómo recuperar el pelo quemado, ¡12 consejos infalibles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *