alisado brasileño
Alisado,  Tratamientos

Cómo realizarse el alisado brasileño en casa

Un cabello liso, saneado, brillante y fuerte es lo que muchas mujeres desean tener. Sin embargo, la naturaleza es caprichosa y es posible que tu pelo no cumpla con todas estas condiciones. Pero, no te preocupes, porque con el alisado brasileño eso puede cambiar completamente.

El alisado brasileño está triunfando

Cada vez más mujeres acuden a centros de estética para realizarse tratamientos capilares o de la piel. Y, últimamente, el tratamiento capilar que más está arrasando en las peluquerías es el alisado de keratina. Sin duda, el motivo es la gran diferencia en la melena entre el antes y el después de este tratamiento.

Sin embargo, no todas las chicas pueden permitirse o quieren acudir a la peluquería para realizarse este trabajo. Por suerte, en la actualidad, marcas como Kativa o Cadiveu han lanzado productos de alisado de keratina que te puedes dar tú misma en casa.

Alisado de keratina: cómo se aplica

Antes de comenzar a hablar del proceso de aplicación de este tratamiento, es importante señalar algunos puntos. En primer lugar, se trata de un alisado que elimina el frizz, repara el cabello, lo fortalece, le da brillo y lo vuelve más manejable y fácil de peinar.

Este tratamiento te evita el engorroso trabajo de utilizar la plancha todos los días, permitiéndote tener una melena lisa y preciosa simplemente con dejarla secar al viento. Además, puede durar entre dos meses y cinco meses, en función del tratamiento que elijas. Pero, ¿qué hay que hacer para conseguir todos estos beneficios? Veamos, paso a paso, cómo aplicarte la keratina en casa.

Cada marca de alisado brasileño cuenta con sus propias indicaciones de uso. Por eso, te recomendamos que leas las instrucciones antes de aplicártelo. Pero, en la mayoría de los casos, se cumplen los siguientes pasos.

Paso 1: lavar el cabello con un champú especial

Antes de comenzar el tratamiento, deberás lavar tu cabello con un champú especial. Es recomendable que este sea libre de sulfato de sodio. Este champú se encarga de abrir la cutícula para que penetre la keratina. En este lavado, no utilices otros productos como acondicionadores o aceites.

Paso 2: secar con una toalla

Una vez lavado, deberás quitar el exceso de agua con una toalla para que quede bien escurrido. No es necesario secarlo del todo con un secador.

Paso 3: aplicar el producto con pincel y esperar

Divide el cabello en varias secciones. El procedimiento puede ser el mismo que si aplicases un tinte. Tomando mechones, aplica el producto desde la raíz hasta las puntas. Fíjate en que todo el pelo queda cubierto de producto y procura no llevarlo hasta el cuero cabelludo, sino dejar medio centímetro de distancia.

Al acabar de aplicarlo, deberás esperar los minutos que indique tu tratamiento. En muchos casos bastará con 15 minutos, aunque normalmente indicará dejar reposar la keratina por unos 40 minutos. Al terminar de transcurrir ese tiempo, podrás coger un peine y retirar el exceso de producto del pelo.

Paso 4: secar con secador y cepillo toda la melena

Con un secador potente y un cepillo de cerdas separadas, y sin haber retirado el producto, deberás secar el pelo de raíz a puntas hasta eliminar completamente la humedad. Puede que notes el pelo algo apelmazado en este momento, pero lo importante es que quede seco.

Paso 5: planchar el pelo, mechón a mechón

Tomando mechones finos de pelo y con una plancha con regulación de temperatura, deberás pasar la plancha por cada mechón el número de veces que indique el fabricante. Generalmente, entre 8 y 12 veces. Debes pasar la plancha hasta eliminar completamente los restos de producto del pelo. La temperatura óptima de la plancha será de 220º.

Paso 6: no laves el cabello

En muchos casos recomiendan que no laves tu cabello hasta las próximas 48 horas. Esto es porque cuanto más tiempo dejes actuar la keratina, mejores resultados conseguirás.

Cuidados necesarios después del alisado

Después del alisado, para que el pelo aguante la mayor cantidad de tiempo posible con esos beneficios, es importante tener ciertos cuidados. El cuidado principal es evitar el uso de sal en el cabello. La sal elimina la keratina del cabello.

Te recomendamos que adquieras un champú sin sal. También, debes tener cuidado a la hora de bañarte en el mar por el mismo motivo.

Es posible que tu pelo se aclare unos tonos durante el tratamiento, por lo que, si te pensabas dar un tinte, es mejor que lo hagas una vez que hayas finalizado el alisado.

Como puedes ver, el alisado brasileño tiene muchos beneficios y, aunque lleva algunas horas realizarlo, merece la pena el trabajo. Tendrás una melena fuerte, brillante, sin encrespamiento y mucho más fácil de peinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *